Alison es International Business Developer (desarrolladora comercial internacional), en VIE en los Estados Unidos desde el mes de marzo.

Buenos días, Alison. ¿Cuál es tu historial educativo y profesional?

Cursé estudios de técnico superior en Comercio Internacional, me licencié en Administración de Empresas y finalicé mis estudios con un máster de Desarrollo Internacional de Empresas en Montpellier. Me licencié en 2015.
Durante mis estudios, pasé 3 años de formación en alternancia con el empleo. Trabajé como encargada de marketing en IVECO (concesionario de vehículos industriales). Después pasé un año en Orlando, Florida, donde trabajé en Walt Disney World. Trabajé en un restaurante donde dirigí a una decena de personas. Esa fue mi primera experiencia en los Estados Unidos y lo que me incitó a regresar para vivir allí.

¿Qué puesto tienes en el Grupo LACROIX?

Soy International Business Developer o desarrolladora comercial internacional en VIE (voluntariado internacional en empresa) desde mediados de marzo. Primero tuve un período de integración en Francia, y después, el 1 de mayo, volé a los Estados Unidos, a Grand Rapids, en Michigan. Allí trabajé en los locales de Firstronic, nuestro socio americano del que LACROIX Electronics se hizo con una participación minoritaria el año pasado.

¿Cómo y por qué solicitaste este puesto?

Tengo un gran interés por los Estados Unidos y por el desarrollo de empresas francesas en el extranjero. Tenía un contrato indefinido, pero tenía muchas ganas de volver a los Estados Unidos, así que tomé la decisión de buscar un VIE. No fue fácil, ya que hay pocos. El Grupo LACROIX me interesó enseguida, ya que hay 3 actividades que ofrecen productos innovadores, algo que me parece apasionante.

¿Cuáles son tus tareas diarias?

Trabajo para LACROIX City y LACROIX Sofrel.
En LACROIX City trabajo principalmente para el unidad de V2X. La primera fase desde mi llegada fue estudiar el mercado. Ahora he pasado a la fase siguiente, la búsqueda de posibles socios. Nos reunimos y charlamos sobre los proyectos que podríamos realizar juntos. Hasta aquí funciona bastante bien, estamos abriendo puertas. También superviso las otras áreas —señalización, tráfico y alumbrado público—, pero aún no hay ninguna voluntad real de desarrollo con estas especialidades.
Para LACROIX Sofrel, el enfoque es diferente, ya que realizo un estudio de mercado muy básico. Intento entender cómo funcionan las redes de agua de los Estados Unidos y el tema es complejo, ya que cada estado funciona de forma diferente. Por tanto, recopilo la mayor cantidad de datos posible, pero es una tarea que consume mucho tiempo.

Mis temas son apasionantes y variados, por lo que los días son muy diferentes.

¿Puedes describirnos tu típico día de trabajo?

Todos los días me presento en las oficinas de Firstronic. A menudo tengo que realizar desplazamientos para reunirme con socios, para asistir a citas con clientes o para visitar ferias. Por ejemplo, ya he estado en las ferias de Las Vegas y Detroit. También dedico tiempo a estudiar la forma en que vamos a vender nuestros productos en el territorio americano, todo está por hacer. Mis temas son apasionantes y variados, por lo que los días son muy diferentes.

¿Tenías un buen nivel de inglés antes de embarcarte en esta aventura?

Ya tenía un buen nivel de inglés gracias a la escuela. Durante mis estudios, me enseñaron a redactar y a argumentar. Además, como mucha gente, perfeccioné mi nivel viendo series americanas. Además, el año que pasé en Florida me permitió mejorar aún más mi nivel.

¿Cómo te ayudó el Grupo LACROIX?

El principio no fue sencillo, hubo mucho papeleo, sobre todo en los Estados Unidos. Además, me mudaba allí con mis dos gatos, lo que hizo la tarea aún más complicada. El visado y otros preparativos requirieron mucho tiempo; además, tuve que comprar mis billetes solo una semana antes de mi salida. También tuve que presentarme en la embajada americana de París, cita imprescindible para obtener el visado; todo eso lleva mucho tiempo. Afortunadamente, me ayudó mucho el Grupo, que lo gestionó todo por mí, y todo salió muy bien.
Además, me recibieron muy bien los colaboradores de Firstronic. Puedo contar con ellos cuando lo necesito.

¿Sientes que perteneces al Grupo aunque estés lejos?

Sí, siento que pertenezco al Grupo, porque recibo la copia de muchos correos y mis gerentes me hacen un seguimiento continuo, charlamos con mucha frecuencia. Además, los equipos de Firstronic se portan genial conmigo, me hacen muchas preguntas, y eso crea debates interesantes.
Además, es verdad que allí estoy sola. No hay más colaboradores del Grupo conmigo y el desajuste horario aumenta la distancia. Pero estaba preparada, yo tomé la decisión y no echo de menos Francia.

¿Dónde te alojas allí?

Para el alojamiento, me las apañé sola. Grand Rapids es la segunda ciudad más grande del estado del Michigan, por lo que lo ideal era encontrar un alojamiento cerca de mi lugar de trabajo. Aun estando a 10 minutos de la oficina, las carreteras no estaban adaptadas a los peatones y los transportes tenían poca presencia; me tuve que comprar un coche y volver a sacarme el carnet allí. Pero, una vez más, estaba preparada, así que supe organizarme.
También tuve una suerte increíble, ya que poco antes de irme, mi abuela fue a una boda y conoció a gente que vivía en Grand Rapids. Durante las primeras semanas, me alojaron y me ayudaron a encontrar un apartamento. Son gente adorable, era muy tranquilizador contar con ellos.

Hay que ser independiente y autónomo, porque vivir en solitario en la otra punta del mundo es toda una aventura.

¿Cuáles son, según tú, las cualidades indispensables para marcharse como VIE ?

Hay que ser independiente y autónomo, porque vivir en solitario en la otra punta del mundo es toda una aventura. También hay que estar seguro de querer vivir en el extranjero, salir de tu zona de confort, adaptarte y ser perseverante. Una vez allí, ya existe un compromiso y no se puede dar marcha atrás.

¿Cómo es vivir en los Estados Unidos?

Los Estados Unidos, en dos palabras, es ¡siempre más! Es el país de las oportunidades; el sueño americano del que siempre nos han hablado aún existe. Adoro vivir aquí, la gente es agradable y siempre positiva. Tengo la gran suerte de poder desarrollar una empresa francesa aquí, ¡es una oportunidad increíble!

¿Aconsejarías esta experiencia a los demás?

Sí, se la aconsejaría a otras personas. Primero porque el VIE es una de las mejores formas de instalarse en el extranjero, sobre todo en los Estados Unidos, donde es muy complicado obtener un visado. Luego, porque aporta mucho; se aprenden muchas cosas. Las experiencias en el extranjero conllevan una cierta apertura de la mente. Por lo general, hacen crecer y madurar. Ayudan a abrirse a los demás y a cuestionarse continuamente. Acabas por madurar, eso solo puede ser enriquecedor.

¿Y para terminar?

Quiero agradecer al Grupo y, especialmente, a Léa Dumérin, todos los esfuerzos que se llevaron a cabo para hacer posible este VIE. Es genial, tengo mucha suerte.

Alison Garnier

International Business Developer

Marzo 2018: llegada al Grupo LACROIX

Formule sus preguntas a Alison

Descubrir otros perfiles

Me gusta el hecho de que tratemos temas del futuro, temas originales.

Geoffrey Libeau, Jefe de proyectos financieros

¿Por qué unirse a LACROIX Group?

3 razones para unirse a LACROIX Group !
Rejoindre LACROIX Group