LACROIX Group

Capital humano Estrategia Innovación

Se suele hablar del papel de los directores de sistemas informáticos en las empresas en un contexto de digitalización masiva. Y la presencia de un vicepresidente ejecutivo de sistemas informáticos en el COMEX de LACROIX Group es un claro indicador de la voluntad del Grupo de dar a este tema un papel central en su estrategia de crecimiento.

La digitalización ya no puede considerarse como una actividad más, ahora que es fundamental en la remodelación global y estructural del funcionamiento de una empresa. El primer reto de la digitalización es evolucionar internamente.

Hace 5 años, no teníamos pensado utilizar de forma habitual soluciones que hoy nos parecen imprescindibles. Ahora trabajamos a diario usando herramientas para todas nuestras comunicaciones: chats, llamadas de voz o videoconferencias, instantáneamente o mediante reproducción de vídeos, entre dos personas o en grupo. El uso de Yammer, nuestra red social corporativa, ilustra a la perfección este cambio. Optamos por apoyar su implantación sin imponerla, algo que ha dado resultado, ya que la red es cada vez más activa y se utiliza a diario.

Digitalizar nos permite construir un nuevo entorno laboral con mayor repercusión en la cultura de la empresa y en nuestros procesos cotidianos. Esto es lo que, indirectamente, genera una ventaja competitiva. De este modo, LACROIX Group aumenta su flexibilidad, agilidad y capacidad de reacción, gracias a los profundos cambios digitales que han integrado o adoptado o que están adoptando todos los equipos.

En cierto modo, la digitalización desempeña, dentro de la empresa y de su entorno, un papel de transmisión, como si de un árbol se tratara, desde sus raíces más profundas hasta el extremo de todas sus ramas. Se nutre de la comunicación a todos los niveles como soporte de la estrategia.

Estamos haciendo esfuerzos significativos en el plano interno, como lo demuestra el seguimiento diario de nuestra red de «digifriends», empleados voluntarios y bien informados que impulsan la iniciativa. Estos esfuerzos se combinan con los de los socios de nuestro entorno, siguiendo el ejemplo del primero, Microsoft, tras nuestra decisión de dar un papel central a Office 365 entre nuestras soluciones y herramientas internas.

Los equipos de sistemas informáticos se han transformado para poner en marcha estas nuevas herramientas cuya base técnica es radicalmente distinta a la de las infraestructuras clásicas. Han surgido nuevas competencias y funciones, muchos han cambiado de cometido y alrededor de diez nuevos empleados se han unido a nosotros en los 5 últimos años.

El gasto en sistemas informáticos también ha cambiado: nuestros gastos corrientes han aumentado un 60 % en estos 5 últimos años, en consonancia con el crecimiento de la empresa.

Globalmente, también ha supuesto duplicar nuestras inversiones directas en tecnologías de la información (TI) desde 2015, a lo que se suma el esfuerzo realizado por nuestros equipos en todas las actividades de la empresa, que han invertido directamente en los proyectos.

El esfuerzo es colectivo y continúa para maximizar las ventajas que nos aporta la digitalización.