LACROIX Group

Innovación

Cuando me incorporé a LACROIX Group como director de innovación estratégica en diciembre de 2014, la empresa tenía un buen dominio de su experiencia. Aquel nivel de conocimientos era a la vez una ventaja y su talón de Aquiles. El Grupo, un poco cerrado sobre sí mismo, diseñaba productos sólidos, pero eso no permitía —o ya no permitía— introducir suficientes novedades. Innovar supone, en efecto, abrirse, asumir riesgos y salir de esa cierta reserva sectorial.

En 2016, LACROIX Group contaba con importantes puntos fuertes: su imagen de marca y el conocimiento de sus industrias históricas. Sin embargo, las diferencias culturales y de ADN entre las actividades y los empleados, y la falta de apertura hacia el exterior y de conciencia de las oportunidades de convergencia entre las actividades del Grupo, parecían suponer un freno para la innovación y para el fabuloso potencial que se perfilaba.

Por eso, la idea fue liberar las distintas energías, abrir a los equipos a nuevos temas y escucharlos acerca de sus intereses. Les ayudamos a identificar temáticas nuevas y comunes, alejándose de la actividad principal de cada cual. Había que animar a los equipos a tener en cuenta el valor añadido de la innovación y, sobre todo, permitirles encontrar tiempo y espacio para lanzarse.

Así fue como surgió LACROIX TECH, una comunidad de apoyo a la innovación que fomenta la apertura y la puesta en común dentro del Grupo. Fue allí donde los equipos idearon el LACROIX Lab, que actúa como un verdadero catalizador. Permite a sus miembros poner a disposición sus conocimientos o su capacidad para identificar potenciales ámbitos de innovación. En esa comunidad se abordan regularmente temas como las nuevas tecnologías, las nuevas metodologías y los nuevos casos de uso. Allí también se diseñan proyectos de exploración.

Esta iniciativa ha continuado con nuestros expertos industriales, creando una comunidad de intercambios de buenas prácticas: LACROIX FAB.

En LACROIX Group estamos convencidos de que la innovación se basa en las convergencias antes de encarnar una ruptura. Todos somos protagonistas de la innovación: es una forma de pensar que se impulsa y se cultiva con el paso del tiempo.
Por supuesto, esta transformación a través de la innovación solo es posible con una colaboración activa con otros actores externos (empresas, start-ups, actores públicos, clústers, investigación, etc.).

Cuatro años después, casi tengo la sensación de estar en un Grupo diferente. En todas partes, en cada una de nuestras actividades, emprendemos proyectos innovadores y apasionantes, internos o externos, que ni siquiera hubiéramos imaginado hace unos años. Colaboramos con nuestros clientes y con todo un ecosistema para crear un futuro cada vez más prometedor. Asimismo, la visión exterior del Grupo ha evolucionado considerablemente, lo que nos trae nuevas oportunidades.
De hecho, pronto anunciaremos novedades que demostrarán aún más esta importancia. ¡No se las pierda!